Casa rural Antaño

Descubre León

De tapas por León

León es la mejor ciudad de España para salir de tapas y en esta entrada lo demostramos. Con esta declaración de intenciones abrimos la entrada de hoy.

Somos conscientes de que España es un país con algo que destacar: la gastronomía. Igual en otros asuntos no somos tan “interesantes” pero a la hora de comer… Todo el mundo sabe que como en casa en ningún sitio.

Y por supuesto, más concretamente, en León.  Es una declaración “arriesgada”, lo se. Pero es verdad. León es la mejor ciudad de España para salir de tapeo.  Aquí te explicamos los motivos

León, el mejor lugar de España para ir de tapas.

El talento de las tapas de León se deriva de su excepcionalidad doble: una gran variedad de vinos fantásticos y grandes porciones de comida creativa deliciosa.

Primero, los vinos. León como epicentro vinícola. Justo al oeste está el Bierzo  con vinos agradablemente sorprendentes e intensos. Al sur se encuentra la potencia Ribera del Duero.

A diferencia de Madrid, donde Ribera o Rioja son casi siempre sus únicas opciones de vino tinto, en León incluso los bares más pequeños ofrecen un mínimo de cuatro denominaciones de origen. Por lo general la adición de un par Bierzos y Prieto Picudo o dos a la lista.

Segundo, la gastronomía. Si en primer lugar teníamos vino… luego está la comida. Hay tapas, y luego están las tapas de León. El sistema caña y tapa por la cara de León es la base de nuestra nutrición. Nunca has comido tan bien por tan poco. Las tapas de León ofrecen una pequeña demostración de todo el potencial gastronómico que tenemos en la zona.

Otra de las opciones es el Tripadvisor, con grandes descuentos y siempre te dice cuales son los lugares mas visitados.

En León, la tierra de las tapas puedes encontrar las típicas corquetas junto con creaciones originales a base de cuscús. Somos conscientes de que los Pintxos del País Vasco son más elaborados o que las tapas en Granada son más grandes. Pero la demostración de originalidad, creatividad y calidad de León no es superable por ninguna.

Incluye lo mejor de ambos mundos de la comida: ¡tapas tradicionales (croquetas!) Y creaciones imaginativas (cuscús!?!).

Mientras que los pintxos del País Vasco pueden ser más elaborados y las tapas de Granada pueden ser más grandes, León hace una demostración impresionante en la variedad.

 

El cocido maragato

Si estás buscando un plato típico de la cocina leonesa, ese es sin duda el cocido maragato. Lo mejor para disfrutarlo es el invierno, ya que es un plato pesado y además de comida caliente. Necesitas varias horas para digerirlo. Eso sí es de lo mejor que tenemos en gastronomía. Es una exquisitez que te invito a que pruebes. Este cocido también es muy popular por ser el que se come del revés.

Historias del cocido maragato

Esto es porque primero se acostumbra a comer toda la carne y después ya los garbanzos y el caldo.

La explicación a esto según la narrativa popular de es que cuando los viajeros maragatos arrieros iban de viaje llevaban consigo alimentos contundentes que se pueden consumir en frío. Cuando llegaban a algún lugar donde podían comer pedían al final la sopa o caldo. Para calentar el estómago. Y así se quedó como tradición.

También hay otra historia que dice que, en tiempos de batallas entre franceses y españoles, los soldados empezaban comiendo lo mejor del cocido por si no tenían tiempo después.

La primera historia es la que se cuenta de padres a hijos. Creo que es más auténtica.

Ingredientes del cocido maragato

Este es un plato contundente. Los ingredientes que necesitas son los siguientes: morcilla, pechuga de pollo, huesos de caña y jamón, lacón, repollo, cerdo, fideos, garbanzos, tocino, sal y agua.

Posteriormente para el relleno necesitas, huevos, miga de pan, ajos, jamón, chorizo, aceite y perejil.

La preparación y cantidades de los ingredientes los he encontrado en esta web. Donde está muy bien explicado y además mejor de lo que haría yo, porque posiblemente bajo mis indicaciones no obtengas el mejor resultado. Todos los ingredientes los puedes encontrar en la página de Deliberry, y si necesitas una buena olla o cazuela para hacer el cocido, la puedes encontrar en Amazon .

El mejor plan para los días que se come cocido maragato es estar en casa tranquilamente, ya que tendrás que reposar bien todo lo que has ingerido. si aún así quieres desafiar a tu estómago, puedes realizar algún plan tranquilo, como ver alguna película (recomendadas en Cinesa) y posteriormente descansar cenando en casa (obviamente, sin ganas de cocinar, pide la comida en JustEat).

 

Qué hacer y visitar en Valencia

La Valencia moderna…

Valencia en los últimos años ha realizado un esfuerzo increíble de modernización en todos los sentidos, mejorando la experiencia de todo el que se acerca a visitar la ciudad, aumentando sus zonas verdes, creando espacios de participación ciudadana con un atractivo importantísimo para el turismo y, lo que es más importante, ha sabido situarse en el punto de mira internacional con eventos como la “America’s Cup” y el “Circuito Urbano de Fórmula 1″, circuito este último que se encuentra situado en lo que, en un futuro, culminará el impresionante “Jardín del Turia”, un lugar que se ubica en el antiguo cauce del Río Turia y donde se encuentran los atractivos que mejor representan la apuesta de la ciudad de Valencia por la modernidad y el futuro.

Pero, sin duda alguna, podemos decir sin temor a equivocarnos, que la “Ciudad de las Artes y las Ciencias” marca en Valencia un antes y un después como ciudad turística. Ubicada, precisamente, en el Jardín del Turia, viene a simbolizar todo el potencial de esta ciudad y la coloca como una de las ciudades más vanguardistas de Europa, una ciudad que, tras la tragedia de 1957 (el desbordamiento del Río Turia), supo reponerse de la adversidad y decidió enfrentarse a la catástrofe desviando el viejo cauce del Río Turia y, sobre el lecho de aquél, decidió levantar un inmenso pulmón verde que, tras el transcurrir de las décadas, se ha convertido, además, en uno de los lugares de ocio, ciencia, cultura y deporte de primer orden y que todo visitante debe recorrer para conocer mejor esta ciudad y el espíritu de sus habitantes.

Centrándonos en ese símbolo de la apuesta de los valencianos por la modernidad que es el complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, podemos decirte que se compone de los siguientes edificios o elementos:

El Palacio de las Artes Reina Sofía (“Palau de les Arts”): Es el edificio más impresionante de todo el complejo. El último en concluir su construcción y dedicado casi exclusivamente a eventos culturales (ópera, teatro, danza, espectáculos musicales). Se puede decir que nos encontramos ante el “Gran Teatro de la Ópera” de Valencia, y en tal sentido, en su inauguración en 2005, se escogió “Fidelio”, de Beethoven; una obra maestra para un edificio magistral. Está ubicado junto al recién estrenado Puente del “Azud del Oro” (“Assut de l’Or”), el puente que culmina la obra de Santiago Calatrava en la ciudad de Valencia de una forma impresionante, robándole, en cierto modo, algo de protagonismo al, hasta ahora, todopoderoso Palacio de las Artes Reina Sofía, protagonismo que también le roba la otra obra de Santiago Calatrava que da por terminado el complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias: “El Ágora”. En todo caso, el Palacio de las Artes Reina Sofía sigue dominando el horizonte del complejo que es la Ciudad de las Artes y las Ciencias, de una forma majestuosa e impresionante, llamando la atención de todo el que visita este lugar, por lo que te invitamos a conocer un poco más sobre este edificio en nuestro especial dedicado al Palacio de las Artes Reina Sofía.

El Puente de “L’Assut de l’Or”: Como hemos indicado, se trata de una de las construcciones más recientes del complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, una construcción con la que se completa de una forma espectacular dicho complejo. El puente más alto y más largo de la ciudad de Valencia, presenta el estilo inconfundible del arquitecto Santiago Calatrava, el diseñador de la Ciudad de las Artes y las Ciencias y, se puede decir, del estilo de la Valencia más moderna. Estirado, elegante, estilizado, elevándose hacia el cielo con su mástil formando un arpa con 29 cables, este puente dota a todo el complejo de una belleza y personalidad únicas.

El Ágora: También es la última construcción de Santiago Calatrava con la que se culmina la construcción de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Situado junto al Oceanográfico y el Puente de “L’Assut de l’Or”, este edificio no pasa desapercibido con su majestuosa cúpula azul, que recuerda bastante a las cúpulas azules tan típicas de las iglesias de la Comunidad Valenciana, y su parte superior móvil que permite la regulación de la luz natural en su interior, un interior destinado a la realización de eventos de todo tipo, destacando los deportivos como fue en 2009 el “Valencia Open 500″ de tenis con el que se inauguró el edificio. Como decimos, un edificio espectacular que no te dejará indiferente.

“L’Umbracle”: Constituye el pórtico de entrada a la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Es una zona botánica que contiene especies de todo el Mundo y que te permite, en un solo paseo, conocer variedades de los cinco Continentes. A modo de mirador, “L’Umbracle” te permite contemplar el complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias disfrutando de la paz y la tranquilidad que ofrece este vergel de más de 17.500 metros cuadrados con vegetación propia de la región mediterránea, de la Comunidad Valenciana y de países tropicales, que varía a lo largo de las estaciones del año, y donde además existe una interesante muestra de esculturas contemporáneas de artistas de renombre internacional.

El Hemisférico (“L’Hemisfèric”): Está dedicado a proyecciones IMAX de documentales y películas de carácter cultural y educativo, orientados especialmente a los más pequeños. Fue el primer edificio de la Ciudad de las Artes y las Ciencias que abrió sus puertas al público. Es un edificio espectacular diseñado por Santiago Calatrava, que cuenta con una cubierta ovoide de más de 100 metros de longitud, que alberga en su interior la gran esfera que constituye la sala de proyecciones.

Museo de las Ciencias Príncipe Felipe (“Museu de les Arts Príncep Felip”): Este edificio contiene exposiciones y monográficos sobre distintos temas científicos, especialmente indicados para los más jóvenes y que harán despertar su curiosidad sobre los aspectos más simples de la vida cotidiana, pero con una apasionante explicación científica. Es el edificio central de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, donde, además de las exposiciones de carácter científico que alberga, se encuentran las taquillas centrales para comprar tus entradas para la Ciudad de las Artes y las Ciencias; cualquier duda sobre horarios de visitas a los distintos edificios, incidencias y demás, es en la planta baja de este edificio donde te las resolverán.

El Oceanográfico (“L’Oceanogràfic”): Simplemente espectacular. Contiene espacios marinos y acuáticos de todo el planeta, con un acuario visitable en su interior que resulta impresionante al verte rodeado de tiburones y toda clase de especies marinas, un delfinario con espectáculos públicos, una zona de aves de todo el Mundo y un sinfín de atractivos que encantarán a toda la familia. Es de visita obligada en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Las entradas las puedes comprar para todo el complejo o sólo para algunos de los lugares de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. En cualquier caso, te recomendamos que las compres para visitar todo el conjunto, ya que puedes repartir la visita en dos días (has de tener en cuenta que cuando compres las entradas debes indicar qué día dedicas a cada lugar, ya que sólo son válidas las entradas para los días especificados). Como recomendación, te indicamos que lo ideal es dedicar un día al Museo de las Ciencias Príncipe Felipe y al Oceanográfico, mientras que el otro día lo dediques al visionado de la película en IMAX en El Hemisférico (hay varias películas en proyección, por lo que al comprar la entrada debes especificar cuál es la de tu elección) y a visitar el resto del complejo. Es conveniente que compres las entradas con antelación, y desde aquí puedes comprar tus entradas para la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Te invitamos a conocer en detalle todo el conjunto con nuestro Especial sobre la Ciudad de las Artes y las Ciencias, con el que podrás planear mejor tu visita a la misma.

Pero la Ciudad de las Artes y las Ciencias sólo es la punta de lanza de la modernidad que demuestra esta ciudad y su apuesta por el futuro, siendo uno de los ejemplos de ello el famoso “Puente de Calatrava”, situado en el lecho del viejo cauce del río Turia, uno de los primeros puentes de este estilo tan peculiar y característico que diseñó el arquitecto Santiago Calatrava (alma máter de la nueva imagen de la ciudad de Valencia que arrancara en aquel “Puente de Calatrava” o “Puente de la Exposición” y que culminó, tras décadas, en el impresionante complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias), un diseño que se ha multiplicado por el Mundo.

En el mismo sentido se encuentra el “Palau de la Música”, que también marcó un hito en la modernización de la ciudad de Valencia y que hoy constituye un lugar indispensable para los amantes de la música clásica. Diseñado por José María García de Paredes, Premio Nacional de Arquitectura, fue inaugurado en 1987, hallándose situado en el Paseo de La Alameda, Paseo desde el que se puede acceder a este templo de la música clásica, acceso que también se puede hacer desde el propio Jardín del Turia a través de las escaleras que ascienden hasta el “Palau” desde el viejo cauce del río que contempla a este edificio con una fuente y un estanque artificial que se inunda de luz y color por las noches, así como de música ambiental los días festivos, invitando a todo el Mundo a bajar al viejo cauce del Turia y disfrutar de una jornada relajante a los pies del impresionante “Palau de la Música”.

Pero la modernización de Valencia no se detiene ahí, ya que existen numerosos proyectos en este sentido, destacando el que está en ciernes de construir un inmenso delta verde en la zona del Grao de Valencia, próxima al puerto, con una serie de canales navegables en un entorno verde impresionante y con la guinda de lo que se pretende que sea la construcción de las dos torres más altas de Europa, proyecto con el cual se finaliza el aprovechamiento del antiguo cauce del río Turia en toda su extensión, un inmenso pulmón verde que atraviesa toda la ciudad y que está lleno de atractivos para el ocio. El Delta Verde será diseñado a semejanza de un fragmento de bosque mediterráneo con espacios verdessurcados por abundantes canales de agua. El proyecto cuenta con nueva edificación, junto a las zonas urbanas consolidadas, que dispersa y desdibuja el límite entre la ciudad y el espacio verde. Los espacios residenciales establecen una parcelación para la edificación abierta que evita el efecto pantalla en la primera línea de la fachada marítima. En las proximidades del puerto se sitúan edificios singulares, hitos arquitectónicos puntuales que liberan espacio en el suelo y concentran la mayor parte de los 60.000 m2 de uso terciario. El área contará además con 36.000 m2 de dotaciones y nuevos equipamientos públicos. La intervención en esta área contribuirá a definir una parte de la fachada marítima de la ciudad de Valencia en los primeros años del siglo XXI, integrándose en ella el ya existente “Circuito Urbano de Fórmula 1″, tal y como puedes ver en la siguiente simulación (si pulsas sobre la imagen se ampliará).

Valencia moderna también se encuentra en otros puntos de la ciudad, como es el caso del moderno “Palacio de Congresos”, situado en la entrada principal al Noroeste de la ciudad, en la Avenida Cortes Valencianas, una de las principales arterias de esta moderna metrópolis. Se trata de un emplazamiento idóneo por su proximidad al aeropuerto internacional de Manises y por su excelente conexión con la ciudad, con la que está comunicada por Metro, autobús y tranvía.

Igualmente, en ese proceso modernizador de la ciudad de Valencia se encuentra el futuro proyecto del “Gran Parque Central”, un proyecto en el que las vías de tren que conducen a la modernista “Estación del Norte” (todo un monumento perteneciente a ese estilo que nos recibe en nuestra llegada a Valencia en tren) se piensan soterrar para construir en la superficie un inmenso parque en pleno centro de Valencia, a las puertas de la parte antigua de la ciudad. Igualmente, la emblemática Estación del Norte de Valencia recibirá a la Alta Velocidad, la cual, por el momento, llega hasta la estación provisional de “Joaquín Sorolla” mientras se lleva a cabo el proyecto del “Gran Parque Central de Valencia”. Desde aquí te puedes descargar un folleto informativo en PDF del futuro “Parque Central de Valencia”, un impresionante proyecto que, desde luego, constituirá otro atractivo más para visitar Valencia.

Pero si hay algo que caracteriza a la ciudad de Valencia y en su proceso modernizador es el hecho de la perfecta integración entre lo viejo y lo nuevo que se concita en esta ciudad. Así, las arterias comerciales más importantes de la ciudad se sitúan próximas a la zona más antigua de Valencia, o incluso en esta parte de la ciudad conocida como “Ciutat Vella”; asimismo, la zona portuaria y costera de la ciudad se sitúan en las zonas con más solera de Valencia, como es el caso de La Malvarrosa, Las Arenas o El Cabañal, lugares que se hallan en pleno proceso de modernización, pero sin renunciar a las esencias de aquella Valencia que ilustraran Blasco Ibáñez y Sorolla en sus obras.

Valencia, ciudad moderna donde las haya, sin embargo no renuncia a la tradición, con un desarrollo cuidado y respetuoso de su tradición arquitectónica que la convierten en el lugar ideal para los viajeros que gustan de lugares sin estridencias, en los que lo nuevo y lo viejo se integran a la perfección y ofrecen una infinidad de posibilidades en un entorno y con una oferta de atracciones especialmente cuidadas hasta el más mínimo detalle. Efectivamente, así es Valencia.

 

Otros lugares recomendados en ValenciaOtros lugares recomendados en Valencia…

Pero, como podrás imaginar, resulta ciertamente complicado hacer un resumen de todo lo que puedes ver en Valencia, ya que, además de todo lo que te hemos recomendado, distinguiendo entre la Valencia moderna y la Valencia antigua, existe otra Valencia a caballo entre ambos mundos que, muchas veces, es difícil de catalogar, fruto de esa simbiosis perfecta entre lo nuevo y lo viejo que nos ofrece esta ciudad. Así, cruzando una calle podemos pasar perfectamente de la parte vieja de la ciudad a la más moderna, saltando, por ejemplo, de “Ciutat Vella” a la Ciudad de las Artes y las Ciencias sin apenas darnos cuenta, pasando de la emblemática Gran Vía Marqués del Turia al castizo Barrio de Ruzafa en un salto, un Barrio valenciano por antonomasia que hoy se enriquece con el colorido y la multiculturalidad de las comunidades de inmigrantes de todo el Mundo que lo habitan y llenan de vida.

 

El Mercado de Abastos y la aledaña zona de copas de Juan Llorens, el remodelado y encantador Mercado de Colón, en el que disfrutar de una copa o un café al aire libre en las calurosas noches del verano en un entorno incomparable, o, sencillamente, pasear de noche a orillas del Mediterráneo en la zona de ocio que es la Playa de la Malvarrosa, son propuestas que harán que te enamores del encanto de esta ciudad llena de atractivos entre los que podemos añadir y que no te puedes perder:

El viejo cauce del río Turia: Ya te hemos hablado de él al referirnos a La Ciudad de las Artes y las Ciencias, pero en él encontrarás también el “Palau de la Música”, el Puente de Calatrava, el Puente de las Flores, El Gulliver (es un gran muñeco en el que los niños pueden entrar a jugar y divertirse), y unos jardines y paseos, acompañados de fuentes y lagos, en el que te puedes perder toda una mañana.

La Playa de la Malvarrosa: De ella ya te hemos hablado anteriormente como lugar ideal para degustar la gastronomía valenciana, pero no nos cansaremos de insistir en su visita obligada como lugar más tradicional de la valencia marinera, incluyendo la adyacente Playa de las Arenas, la cual también es otra de las playas emblemáticas de la ciudad y que cuenta con el histórico Balneario de Las Arenas.

La Iglesia de San Agustín: Uno de los edificios más representativos del gótico valenciano y europeo, enclavado en una de las zonas más comerciales de Valencia, por lo que el contraste es impresionante.

El Jardín Botánico: Punto de encuentro en Valencia para numerosas actividades culturales, sobre todo en Valencia, perotambién disfrutar de las variedades botánicas más significativas del Mediterráneo.

Los Jardines de Monforte: Situados en la zona de Blasco Ibáñez, son una delicia. Recogidos en el centro mismo del bullicio de la ciudad de Valencia, son un lugar donde podrás aislarte de todo el trasiego de la ciudad, leyendo un libro, por ejemplo.

Los Jardines de Viveros: Situados al final de la Avenida de Blasco Ibáñez, junto al Jardín del Turia, también llamados “Jardines del Real”, son un inmenso jardín botánico de entrada gratuita en el que, además, tienen lugar numerosas actividades culturales, como es el caso del cine de verano al aire libre, la “Feria del Libro”, o las exposiciones dedicadas a la naturaleza que tienen lugar en el edificio central de los jardines, todo ello en un entorno perfecto para relajarse en unos jardines jalonados de estatuas y en los que se cultivan especies botánicas de todo el Mundo.

El Saler: Aunque no forma parte propiamente de la ciudad de Valencia, sí que te recomendamos una escapada a la zona del Saler, donde encontrarás sus dunas protegidas y la Dehesa del Saler, que constituye un parque natural protegido, justo junto a La Albufera de Valencia. Descubre más sobre esta zona en nuestro especial dedicado al entorno natural de Valencia.

Probablemente nos dejemos algo en el tintero, como la Plaza de toros de Valencia, la ineludible visita a la calle Colón (la zona más comercial y de tiendas de Valencia), la visita al Mercado de Colón (ya mencionado y que no debes dejar de visitar), la Plaza de Cánovas (donde podrás disfrutar de un inigualable ambiente de “marcha” por las noches), su oferta teatral y de espectáculos (el Teatro Principal, el Olympia, …), la “Fundación BANCAJA” (de visita obligada para los amantes del arte, ubicada en un impresionante y bello edificio en la Plaza de Tetuán), …; pero es que Valencia te ofrece una infinidad de posibilidades turísticas y de ocio que no te acabarás en una sola visita. Has de volver más veces.

Un ejemplo del incesante crecimiento de esta ciudad, es el “Bioparc” de Valencia, que constituye un inmenso complejo natural donde la fauna y la vegetación de diversas partes del Mundo se dan cita en un entorno espectacular, perfecto para pasar un día completo disfrutando de la fauna más increíble en un lugar donde hasta el último detalle te va a sorprender. Te invitamos a visitar nuestro especial dedicado al “Bioparc” de Valencia; no te lo puedes perder.

Y, en fin, una buena idea sería darte una vuelta en el “Valencia Bus Turístic”, que te dará una vuelta por los lugares más interesantes de la ciudad para que te vayas ubicando. Te recomendamos que preguntes en tu hotel sobre el mismo o en el propio Ayuntamiento de Valencia (en éste puedes obtener, además, guías gratuitas de la ciudad) y que el primer día de estancia en Valencia te subas a él y así vayas organizando tu agenda de viajero y tu estrategia a la hora de visitar Valencia. Este Bus también tiene un circuito por La Albufera.

Dónde comer y gastronomía en Valencia

Platos típicos de Valencia: mucho más que paella…

Si de gastronomía valenciana hablamos, no cabe duda de que la paella es el plato por excelencia de la cocina valenciana, así como el más internacional. Efectivamente, pocos son los turistas que visitan España que no piden como plato patrio más típico la paella, sea cual sea el rincón de España que visiten, exponiéndose, eso sí, a que les sirvan cualquier cosa que sólo recuerda remotamente al plato típico valenciano por el arroz que incluye.

Si bien es cierto que fuera de la Comunidad Valenciana nos podemos encontrar con lugares en los que nos pueden servir una deliciosa paella, no es menos cierto sin embargo que es en dicha Comunidad donde ha de probarse este plato tan típico y, por supuesto, qué mejor que hacerlo en la capital valenciana, llena de maestros paelleros que nos harán disfrutar al máximo de todos los encantos culinarios que encierra este plato lleno de secretos en su elaboración y que han de conocerse a la perfección para dar como resultado un excelente y delicioso plato de paella.

En Valencia se suele decir que la mejor paella la preparan los hombres. Ciertamente podemos considerarlo una exageración, pero no es menos cierto que la paella podemos considerarlo como un plato de “fin de semana” que tradicionalmente preparan los hombres en las salidas al campo, siendo la imagen típica el ver varios hombres alrededor de otro que es quien realmente es el encargado de prepararla y que soporta estoicamente las recomendaciones y críticas de quienes le rodean, afanándose éstos por alardear de ser los mejores cocineros de paella.

Bromas a parte, lo cierto es que preparar una buena paella valenciana requiere de años de experiencia, de dominar muy bien la selección de los ingredientes, el fuego, el tipo de leña, el tipo de agua que se utiliza y los tiempos de cocción, así como una serie de aspectos colaterales y hasta ceremoniales que rodean la preparación de este plato tan típico de Valencia, algo que, por supuesto, cocineros valencianos y cocineras valencianas dominan a la perfección, si bien los primeros son los que más presumen de ello. En cualquier caso, conviene precisar que cuando nos referimos a la “paella valenciana” nos estamos refiriendo a un tipo determinado de paella, la más tradicional y propia de la Huerta de Valencia: la paella de pollo, conejo y verduras (aquí puedes encontrar la receta de la auténtica paella valenciana).

Disfrutar de un buen plato de paella no es, o al menos no debe ser, algo caro. Es cierto que si visitas Valencia como turista y te comportas como tal, un plato de paella te puede salir desde los 10€ para arriba. Sin embargo, no siempre lo caro es lo mejor, y puedes encontrar en Valencia numerosos restaurantes en los que la paella valenciana suele estar incluida en el menú del día, menú que, precisamente, no pasa de esos 10€. Si quieres comer auténtica paella en Valencia no es necesario que vayas a restaurantes de lujo, sino que basta por darse una vuelta por restaurantes más modestos para disfrutar de este plato indispensable en tu visita a Valencia a un precio económico.

Pero además de la típica paella valenciana, otro de los platos estrella de la cocina valenciana es la llamada “paella marinera” o “paella de marisco”, la cual admite diversas variantes, siendo la más espectacular de todas ellas la paella de bogavante, una variedad sencillamente deliciosa y que presenta como elemento más llamativo los impresionantes bogavantes que la decoran. Todas estas variedades de paella de marisco las puedes disfrutar en Valencia capital, pero siempre en un entorno marinero, que es lo suyo, como es el caso de la zona de la Playa de La Malvarrosa (al final de esta página encontrarás un mapa en el que se indica dónde se ubica esta zona), donde encontrarás un gran número de restaurantes de ambiente marinero en el que podrás disfrutar junto al mar de la paella de marisco en todas sus variedades. Pero también puedes disfrutar de excelentes paellas de marisco fuera de la ciudad en la zona de El Saler y, por supuesto, en la pequeña localidad de El Palmar (fue en esta localidad donde se ambienta la novela “Cañas y barro” del escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez), una localidad en plena Abufera de Valencia, con apenas unas cuantas calles pero repletas todas ellas de restaurantes especializados en platos marineros, especialmente en paellas; un lugar de visita obligada para gozar del arroz marinero en todas sus variedades.

Una recomendación que os hacemos a la hora de comer una paella en cualquiera de sus variedades es el comerla en la propia paella (el mismo caldero plano en el que se prepara la paella y que le da nombre al plato, cuya traducción al castellano sería “sartén”), ya que se disfruta mucho más el sabor y, desde luego, es la forma más tradicional. También os recomendamos huir de las llamadas “paellas mixtas”, un invento para turistas que algunos restaurantes ofrecen (cada vez menos) y en el que se combinan la paella de verduras, pollo y conejo con la de marisco; realmente una aberración.

Pero no sólo podrás disfrutar en Valencia de excelentes paellas. Efectivamente, Valencia presenta una combinación perfecta de huerta y mar, dando ello lugar a una cocina riquísima en variedades y matices que harán las delicias de los amantes de la cocina mediterránea, cocina en la que el arroz procedente de La Albufera ocupa un lugar primordial en sus múltiples presentaciones, si bien, ello no impide que podamos disfrutar de otros platos también típicos de Valencia y en los que esta ciudad nos ofrece lo mejor de su tierra y su mar, ejemplo de lo cual son:

“Arròs en costra”: Se trata de un arroz muy típico de Valencia, y recibe su nombre porque es un arroz muy seco con una especie de costra por encima por el efecto que provoca el huevo que se le añade.
“Arròs amb fesols i naps”: En castellano ”arroz con alubias y nabos”, se trata de un plato a base de arroz, alubias y nabos que entra en la categoría de los arroces caldosos, sirviéndose siempre bien caliente, siendo ideal para los meses de invierno. Es un plato huertano típico en el que, además de las verduras y el arroz, se incorpora carne de cerdo.

“Arròs del senyoret”: En castellano ”arroz del señorito”, debe su nombre a que se trata de un arroz para “señoritos” que quieren encontrar apenas tropezones en el arroz. A base de mariscos, su elaboración es muy similar a la paella de mariscos, elaborándose también en paella y comiéndose en la misma.

Arroz negro: Un plato similar a la paella, aunque con algunas peculiaridades en cuanto a su elaboración, ya que incorpora cebolla (a diferencia de lo que ocurre con la paella) y la tinta del calamar que se cocina con el arroz, lo que le da ese color negro tan característico y que le da nombre.

“Fideuà”: La elaboración es similar a la de la paella de mariscos, pero con la peculiaridad de que se elabora con unos fideos especiales en lugar de arroz. Está deliciosa.

Puchero valenciano: Se trata de un puchero de elaboración muy lenta, con los productos más típicos de la huerta.

“All i pebre”: Uno de los platos estrella de la gastronomía valenciana, se elabora a base de anguilas, ajo y pimienta. Delicioso para mojar pan.

“All i oli”: El famoso “all i oli” es algo que debes pedir siempre que comas un arroz seco en Valencia. Está buenísimo.

Arroz al horno: Sencillamente delicioso, plato éste que, como su propio nombre indica, se prepara en el horno y en el que el arroz adquiere un tostado y un sabor muy especiales. También se lo conoce como “cassola al forn”.

Paella valenciana: Como ya hemos indicado, es el plato estrella de la gastronomía valenciana, el más internacional y el más conocido. Sin embargo, a cualquier cosa no se le puede llamar paella, ya que requiere de unos ingredientes muy concretos y de una correcta elaboración. Aquí tienes la receta de la paella valenciana para que se te vaya haciendo la boca agua.

Paella de marisco: Una variante de la típica paella valenciana, pero a base de mariscos. Igualmente requiere de unos ingredientes muy cuidados y de un proceso de elaboración muy estricto. No obstante, esta paella admite bastantes variantes dentro de unos márgenes, ya que nos podemos encontrar con varios tipos de paella de marisco según el tipo de éste utilizado, como ocurre, por ejemplo, con la paella de bogavante (deliciosa).

Arroz a banda: Es una variante de la paella de marisco, pero con la diferencia de que se cocina primero el pescado y con el caldo resultante se prepara el arroz, de modo que el pescado y el marisco se comen separados del arroz, de ahí el nombre de “a banda”.

Y cómo no, indispensable acompañar todos estos platos con alguno de los excelentes vinos valencianos que podrás encontrar en todas las cartas de los restaurantes valencianos. Unos vinos que cada vez más adquieren renombre internacional por su calidad. Como recomendación especial, el vino blanco y los vinos de aguja son los que mejor acompañan la cocina valenciana, por no hablar del excelente y poco valorado cava valenciano, unos caldos que igual nos servirán para acompañar los platos anteriores, especialmente los de pescados y mariscos, así como los indispensables entrantes más típicos y tradicionales de la cocina valenciana, donde ocupan un lugar privilegiado entrantes como el “esgarraet” o la “moixama”.

Pero además, en Valencia es obligado degustar sus dulces, repostería y demás productos de horno tradicional. Y es que en Valencia cada barrio cuenta con varios hornos tradicionales en los que, además de dispensarse pan artesano, podemos encontrar mil y una delicia reposteras en las que la imaginación de cada panadero llena los escaparates y mostradores de pequeños ingenios y maravillas reposteras que hacen las delicias de los más golosos. Comenzando por las tradicionales “cocas” (muy similares a las tortas), con la indispensable “coca de llanda” (o “torta de lata”), pasando por la increíble variedad de pastelillos de trufa, nata o de mazapán, y llegando a los dulces más tradicionales y artesanos dulces de temporada como es el caso de la tradicional “mona de Pascua” o el “panquemao”, así como las deliciosas figuritas de mazapán que se regalan los enamorados en “Sant Donís” (el día 9 de octubre), o bien los deliciosos buñuelos de calabaza tan típicos de la época fallera, Valencia nos ofrece todo un elenco de suculentas delicias para saborear en cualquier momento, especialmente en el postre tras disfrutar de cualquiera de los platos, muchos de ellos con Denominación de Origen, que nos ofrece la exquisita y variada gastronomía valenciana.

Y cómo no, es obligado probar la deliciosa y refrescante horchata valenciana, un exquisito y nutritivo refresco elaborado a base de chufas, unos tubérculos pequeños que incluso se pueden comer sin procesar. Dicen, y parece ser cierto, que la mejor horchata ha de probarse en Alboraya, en concreto en la “Horchatería Daniel” (puedes visitar su página web desde aquí), horchata que deberás acompañar con los tradicionales “fartons”, unos dulces en forma alargada que son toda una exquisitez.

Si eres de los que gustan viajar y disfrutar de la cocina y gastronomía de los lugares que visitas, sin duda que Valencia te va a encantar, una ciudad que suma a sus múltiples encantos los de su cocina, una cocina tradicional, rica en matices, en la que la combinación entre tierra y mar dan como resultado una de las cocinas más ricas de nuestro país, yendo más allá de la típica paella valenciana y ofreciéndonos un amplísimo repertorio de platos que, sobre esa base, nos muestran la riqueza gastronómica de esta ciudad en la innumerable cantidad de restaurantes de todo tipo que puede disfrutar el viajero en su visita a Valencia.

Restaurantes recomendados en ValenciaRestaurantes recomendados en Valencia…

A continuación te reseñamos una serie de restaurantes especialmente recomendados en Valencia ciudad. Puedes hacer la reserva de mesa para la fecha que quieras directamente. Encontrarás una amplia selección de restaurantes recomendados en Valencia, con valoraciones y puntuaciones de los usuarios, descuentos, restaurantes por zonas de la ciudad y tipo de cocina, …; todo lo que necesitas para reservar tu restaurante en Valencia y organizar la cuestión gastronómica sin contratiempos y, por supuesto, de forma gratuita.

En cualquier caso, nosotros te damos algunas recomendaciones a la hora de buscar tu restaurante en Valencia:

Restaurante “Alfàbega”: La nueva cocina valenciana tiene un nombre: Alfàbega, todo un referente culinario en la ciudad. Un restaurante exquisito, muy cerca del centro. Uno de los referentes de la nueva cocina valenciana. Su ubicación es ideal: lo encontrarás en el barrio de La Gran Via, distrito de l’Eixample, a dos pasos del centro. El restaurante Alfàbega está especializado en comida mediterránea -más concretamente, valenciana y de autor-, y cambia su carta cada seis meses, adaptándose a los productos de temporada. Como no podía ser de otra manera, aquí el arroz es el protagonista indiscutible (Reservar online).

“Restaurante Mirador Casa Ángel”: Enclavado en el magnífico marco del parque de la Albufera se encuentra El Palmar, una pequeña pedanía de Valencia que se ha consolidado como un buen punto de encuentro para los amantes de la buena cocina. Entre los innumerables espacios gastronómicos de este sugerente paraje natural destaca el restaurante Mirador Casa Ángel, una exquisita arrocería valenciana con vistas impresionantes y un entorno de lo más acogedor y distendido (Reservar online).

Restaurante “Vertical”: Un restaurante de altura, no sólo porque está situado en la novena planta de Confortel Aqua 4, sino también, por su cuidado diseño y sus arrebatadores ventanales, desde los que se contempla, por un lado, una espectacular vista de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, y, por otro, una exclusiva panorámica del mar, el puerto y sus nuevas instalaciones, incluido el circuito de Fórmula 1. Así pues, el restaurante Vertical es un espacio exclusivo con todo tipo de posibilidades (Reservar online).

Restaurante “Mulandhara”: Si buscas un buen restaurante en Valencia donde ir a comer o a cenar cualquier día de éstos, tienes que visitar el restaurante Mulandhara. Un espacio moderno con una decoración original que seguro que te enamorará. ¡Pásate por allí y disfruta de su cocina mediterránea y de mercado! (Reservar online).

Restaurante “A Tu Gusto”: El restaurante A Tu Gusto es un local polivalente situado a escasos metros de la espectacular Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Tras cinco años afianzando su cocina entre los paladares de los comensales más exigentes, el restaurante se consolida y se caracteriza por un trato formal y esmerado hacia los clientes, una cocina de mercado muy cuidada, y una muy buena relación calidad-precio, asequible para cualquier bolsillo. El carácter de su cocina es la del Mediterráneo, cambiante, espontánea, con destellos creativos y platos tradicionales: la fusión de la gastronomía, nacional e internacional, de la mano de Salvador Furió, propietario y cocinero del restaurante A Tu Gusto. Todos los suculentos platos son de elaboración propia y también los exquisitos postres. La decoración minimalista, en tonos verde pistacho, negro y magenta, aumenta la luminosidad del local. Unos buqués con flores frescas adornan las mesas y confieren un toque muy alegre al salón (Reservar online).

Restaurante “La Sucursal”: El restaurante La Sucursal se encuentra en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), el primer museo dedicado a ese tipo de arte en España. De hecho, se sitúa en la primera planta, en una sala amplia, diáfana y con una iluminación muy cuidada, lo que proporciona calidez al comedor. En este ambiente, La Sucursal ofrece una cocina contemporánea muy innovadora (Reservar online).

Te recordamos la conveniencia de reservar con bastante antelación en determinadas fechas, como es el caso de las Fallas. Te recordamos igualmente que una muy buena opción es hacerte con la “Valencia Tourist Card”, una tarjeta turística que te permitirá visitar la ciudad de Valencia obteniendo importantes descuentos en la mayoría de atracciones y museos de la misma, pudiendo utilizar de forma gratuita los transportes públicos de la ciudad y conseguir descuentos en algunos restaurantes de Valencia.

Aunque como podrás comprobar, en cualquier zona de Valencia puedes encontrar excelentes restaurantes, nosotros, sin embargo, para facilitarte la búsqueda de restaurantes en Valencia y que no tengas que estar dando vueltas en su búsqueda, te vamos a recomendar las zonas de Valencia donde puedes encontrar los mejores restaurantes, o, al menos, las más populares a la hora de encontrar buenos restaurantes, de calidad y a un precio razonable.

Empezamos con una de las zonas más exclusivas de la ciudad, la zona de Cánovas, una zona que debe su nombre a la Plaza Cánovas del Castillo, adyacente a la Gran Vía Marqués del Turia, casi a la altura del viejo cauce del Río Turia, una Plaza pequeña pero que da nombre a todo el barrio que hay a sus espaldas, un barrio que forma un triángulo entre la citada Avenida Gran Vía Marqués del Turia, la Avenida Reino de Valencia y la Avenida Jacinto Benavente, esta última paralela al viejo cauce del Turia.

La zona de Cánovas es una de las que cuenta con una mayor proporción de restaurantes en la ciudad, con una gran oferta y variedad en cuanto a estilos de cocina, precios y ambientes, de ahí que sea una de las zonas predilectas para los valencianos a la hora de salir de comida o de cena. A ello se suma su proximidad al viejo cauce del Turia, lugar en el que se concentran numerosos atractivos de la ciudad, destacando entre ellos la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

También muy cercana a la Ciudad de las Artes y las Ciencias está la Avenida de Francia, una larga avenida en la que también la oferta restauradora es amplia, de calidad y a excelentes precios, con el atractivo de contar con centros de ocio y compras importantes y la proximidad del viejo cauce del Turia, también conocido como “Jardín del Turia”, de ahí que sea una de las zonas más visitadas por los valencianos a la hora de disfrutar de la excelente cocina valenciana, así como de las cocinas de otras partes del Mundo.

Otra zona indispensable para disfrutar de la cocina valenciana es la zona de “Ciutat Vella”, que es el casco antiguo de la ciudad. Esta zona se extiende desde la Plaza del Ayuntamiento hasta el viejo cauce del Río Turia, en su margen derecha, una zona que se hallaba delimitada antaño por las desaparecidas murallas de la ciudad y de la que quedan como vestigios las Torres de Quart y las de Serranos. Toda esta zona es perfecta para comer, salvo en fechas de grandes aglomeraciones turísticas, como las “Fallas”, fechas en las que encontrar un restaurante con mesa libre es misión imposible, por no hablar del precio de los platos en esa zona por esas fechas. Por ello, te recomendamos efectuar antes tu reserva en alguno de los restaurantes de “Ciutat Vella” mediante nuestro servicio de reservas en restaurantes antes de viajar a Valencia, ya que así te asegurarás mesa y, además, obtendrás importantes descuentos.

Igualmente, no puedes dejar de visitar la zona del Mercado de Abastos, un lugar que se sitúa en torno a este Mercado y que se encuentra plagada de restaurantes de diferentes estilos y para todos los bolsillos. Esta zona es perfecta para ir de cena y escaparse después a la zona de copas de “Juan Llorens”, aledaña a Abastos.

Ya hemos hablado de la Malvarrosa, que es toda la zona que rodea a la Playa de la Malvarrosa, ubicada junto al Puerto de Valencia y a la que se puede acceder a través de la Avenida del Puerto, una larguísima avenida que arranca del viejo cauce del Turia (como verás en el mapa de Valencia que encontrarás más adelante, el punto de referencia para moverte por la ciudad es siempre ese viejo cauce del Turia, un cauce que pasa por el centro de la ciudad y que nos sirve para localizar y referenciar los puntos más importantes de Valencia). Como hemos indicado anteriormente, la Malvarrosa y la adyacente zona de Las Arenas (que debe su nombre a la contigua Playa de Las Arenas) constituye la zona de Valencia más solicitada a la hora de disfrutar de excelentes platos marineros, entre los que destacan las paellas de mariscos en todas sus variedades y los platos de pescados con los que nos deleita la ciudad de Valencia. Una zona realmente atractiva en la que, además de disfrutar de unos platos deliciosos, tenemos al frente toda la belleza del Mar Mediterráneo mientras disfrutamos de nuestro plato y, a unos pasos, el Puerto de Valencia y el circuito urbano de Fórmula 1 de Valencia, unas propuestas muy sugerentes para disfrutar de una mañana de paseo por la zona marítima de la ciudad antes de disfrutar de una grandiosa comida en La Malvarrosa.

Como ya hemos indicado, estas zonas que recomendamos para buscar vuestro restaurante en Valencia son sólo a título orientativo, sin que ello vaya en menoscabo de otras zonas de Valencia en las que encontrar excelentes restaurantes, que las hay, como es el caso del casco antiguo de Valencia o, sin duda, el pueblecido de El Palmar al que ya nos hemos referido antes.

« Siguientes entradas